viernes, 1 de julio de 2016

Educación y TIC

Actualmente existen medios masivos de comunicación y tecnologías que intentan involucrarnos de diversa manera, dado que cada uno tiene diferentes características. Los medios masivos de comunicación como la prensa, radio y televisión, se los puede identificar con la producción, circulación y recepción de mensajes e información, mientras que las tecnologías ponen el acento en la interacción. Sin embargo podemos afirmar que las lecturas e interpretaciones a través de los mismos contemplan un factor común, las mediaciones culturales. Y es aquí donde desde mi lugar de docente intento poner atención. 
Martín Barbero (1987) considera que las mediaciones culturales son desarrolladas como espacios y formas de uso y apropiación de bienes culturales y se caracterizan por la resignificación que las audiencias o receptores hacen de la cultura hegemónica que las produce. Cobrando importancia como instrumento de articulación de las raíces culturales de cada comunidad, grupo, clase o estrato social, en la vida diaria. La permanencia de las mediaciones culturales depende de las relaciones que las audiencias pueden establecer con las mismas y su pasado cultural. 

En este sentido, las mediaciones tecnológicas que experimentan los estudiantes les permiten establecer novedosas relaciones con la lectura, la escritura y el conocimiento. Estas nuevas formas muchas veces son cuestionadas por las instituciones educativas, aunque haya recursos disponibles para trabajar con las mismas. Pero hoy en día se ve a la tecnología como la destructora de las instituciones educativas, quienes junto a la familia eran las únicas responsables acerca de la socialización y transmisión de saberes. 
“El lugar de la cultura en la sociedad cambia cuando la mediación tecnológica de la comunicación deja de ser meramente instrumental para expresarse, densificarse y convertirse en estructural. De ahí que la tecnología remita hoy tanto o más que a unos aparato a nuevos modos de percepción y de lenguaje, a nuevas sensibilidades y escrituras”(1) . 

Por todo lo expuesto anteriormente considero que es más que necesario trabajar con nuestros estudiantes acerca del lugar de las tecnologías en la educación, mucho más pensando que ellos han de ser los futuros formadores, que no pueden estar aislados ni separados de este contexto.

(1) Martín Barbero, Jesús (2009) “Cuando la tecnología deja de ser una ayuda didáctica para convertirse en mediación cultural”. En San Martín Alonso, A. (Coord.) Convergencia Tecnológica: la producción de pedagogía high tech. Revista Electrónica Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información. Vol. 10, nº 1. Universidad de Salamanca. Pág. 24.

No hay comentarios:

Publicar un comentario